Cómo reducir la merma en tu negocio.

Cómo reducir la merma en tu negocio.

Sabemos que no te levantas a las 5 de la mañana para preparar todo en tu negocio, con todas las ganas de recibir el nuevo día, para irte al final del día preocupado por toda esa merma que podría ser más ganancias, pero… ¿Cómo puedes mejorar en tu departamento de mermas? ¿cómo puedes transformar ese producto “feo” en ganancias?

Existen muchas maneras para mejorar estas pérdidas, pero la principal siempre será conocer tu negocio, nadie te puede decir los problemas de tu negocio que tú mismo, tu eres el que esta antes de abrir y se va hasta que se van todos, tu eres el que conoce los números, los productos fuertes y débiles, solo tu entiendes como funciona tu negocio. Dicho esto, tenemos algunas ideas que te pueden hacer la vida más fácil.

Control de entrada y salida de personal

No tienes que tener un negocio con 30 empleados para estar consiente que los robos es una parte importante de las perdidas en un negocio, aunque sea una fruta por aquí, 100 gramos de carne por allá, cualquier robo es dinero que se está perdiendo, los momentos más críticos son la entrada y salida de personal, en estos momentos estas más atareado en otras tareas y no prestas atención a la manzana que el empleado se acaba de echar en la mochila. Todo esto se puede resolver teniendo un sistema donde sea más difícil para los empleados tomar las cosas, por ejemplo, teniendo casilleros para que los empleados guarden sus pertenencias y no tengan su mochila tan a la mano.

Control de inventarios

Cuando tienes un buen control de inventarios, te puedes dar cuenta exactamente de qué falta, incluso te puedes dar cuenta de que día hizo falta algo, así podrás ubicar que empleados estuvieron presentes y en conjunto con el control de personal, darle una solución al problema de los robos.

Cámaras de vigilancia

Como dueño del negocio tienes demasiadas tareas y responsabilidades y no siempre puedes estar atento de todo lo que pasa en el establecimiento, la ventaja de las cámaras es que todo queda grabado y no solo te protege ante los robos de tus empleados, también sirve por si hay algún asalto o algún accidente.

Siempre hay que tener en cuenta que todo es mejorable, pero en el caso de la merma, hay un límite, puedes reducir de un 8% a un 1%, pero es imposible que la elimines por completo, así que no pierdas el sueño si aún presentas perdidas en este departamento.

Hacer los pedidos adecuados

Una de las primeras dudas en este negocio es “¿Qué tanto pido de X producto?” y al avanzar y ganar más experiencia esta pregunta es cada vez más fácil de resolver, pero hasta que tengamos una manera efectiva de medir las ventas, no podremos definir las cantidades de pedidos adecuadas. Pedir cantidades demás de algún producto es algo doloroso para el negocio, especialmente cuando son productos perecederos. Productos que sobreestimamos su venta y pedimos demás, solo para darnos cuenta que se va aquedar rezagado y vamos a tener que deshacernos de él. Pedir demás y que no se venda es dinero perdido para tu negocio y aunque no

lo notemos la perdida al final se acumula y se vuelve una cantidad importante. Pero también pedir de menos es malo para ti, porque es venta que pudiste haber tenido, pero no tuviste el producto para concretar la venta. Siempre trata de tener una medición exacta de la venta del producto en cuestión para poder hacer un pedido adecuado, esto te ahorrará pérdidas o te hará ganar más dinero.

Aumentar precio unitario

No debes olvidar que hay ciertos productos que tienen más merma que otros, esto debe de tomarse en cuenta cuando calculas el precio de venta del producto, las perdidas deben de causar un ligero aumento para compensar el dinero perdido.

Prevenirse ante mermas anormales

Existen dos tipos de merma, la normal, que es cualquier perdida por causas internas como los productos perecederos echándose a perder o los robos del personal. La merma anormal es la causada por factores externos, como un incendio o un asalto, siempre se debe planear y prevenir para evitar tener pérdidas de este tipo.

Ofertas

Las personas al escoger frutas y verduras se dejan llevar casi totalmente por la vista, normalmente tenemos muchos productos “feos” que nunca salen y se van a la merma, pero casi todos preferimos una buena oferta. Toma todos estos productos con manchas o golpeados y ponlos en oferta, es mejor ganarles un poco menos que tirarlos a la basura.

Donar la merma

Todas las donaciones sin fines de lucro son deducibles de impuestos, te preguntaras ¿esto como me ayuda? Existen diferentes maneras de evitar pérdidas y mermas, no todas hacen que “entre” más dinero, la clave es hacer que “salga” menos dinero. Muchos de estos productos que los clientes ya no quieren o no son aptos para venta, ya sea porque tienen un golpe o la caja está dañada, entre otras cosas, se pueden utilizar para donaciones a organizaciones sin fines de lucro, puedes armar paquetes de despensa y donarlos. Lo importante es no dejar que se pierda esa comida que solo está “fea”, pero recuerda, esto no significa tratar de donar comida echada a perder.

Estas son algunas ideas para poder evitar la fuga de dinero por las mermas, ahora te toca a ti analizar tu negocio e implementar las estrategias que te puedan ayudar.